¿Manchas en la cara?

tratamiento-manchas-regalo-navidad-piel-cara-vale
Normalmente nos damos cuenta de que las tenemos en verano, que es cuando más se oscurecen, sin embargo, ahora es el momento perfecto para tratarlas. No conviene realizar los tratamientos cuando hace buen tiempo, ya que los días posteriores si nos diera el sol, correríamos el riesgo de que quedaran marcas y señales.

Estamos en la época perfecta para hacer algo por mejorar el aspecto de nuestra piel. Por eso, en Cubells Clínica Dermatológica hemos diseñado dos packs de tratamientos específicos para cada mancha.

Estas navidades regala algo realmente efectivo: salud y belleza para tu piel, o la de aquellos que más quieres

Existen diferentes tipos de manchas faciales, la mayoría son lesiones benignas que deseamos eliminar por la repercusión estética que conllevan. A groso modo, podemos diferenciarlas en dos tipos: léntigos solares y melasma.

melasma-foto
Melasma en frente

Diferenciar frente a qué tipo de mancha estamos es fundamental para el tratamiento. Normalmente tendemos a pensar que el láser es una goma de borrar y que sirve para todo. Esto no es así. Si tratara un melasma con láser podría incluso empeorarlo y oscurecerse más. De ahí, la importancia de confiar el tratamiento de las manchas a un médico dermatólogo.

Tipos de manchas:

lentigos-imagen
Léntigos solares

Léntigos solares: son pequeñas máculas (mancha sin relieve) más o menos redondeadas, que aparecen en la cara, dorso de manos y escote. Se producen por la radiación solar acumulada de toda la vida. Al principio pueden ser poco evidentes, pero con el paso de los años se van haciendo más numerosas y grandes.

Melasma: suele verse como extensas áreas oscurecidas mal definidas localizadas en la frente, mejillas o en la zona del bigote. Aparece con más frecuencia en mujeres jóvenes y en personas de fototipos altos. Se relaciona con una causa hormonal, ya que es frecuente que aparezca en pacientes que toman o han tomado anticonceptivos, o bien durante el embarazo (en este caso recibe el nombre de Cloasma, en lugar de Melasma). De ahí la importancia de emplear un filtro solar a diario si estamos en alguna de estas dos situaciones.

Tratamiento

En cualquiera de los dos casos, lo principal es evitar seguir acumulando más radiación solar, ya que cada rayo de sol cuenta, y las manchas empeoran.

Léntigos solares: tratamiento más adecuado es el fotorejuvenecimiento con luz pulsada. Consiste en realizar un barrido de la cara, o de la zona que queremos tratar, con una luz que destruye de forma selectiva aquellas células que están más cargadas de pigmento. No solo se consigue eliminar las manchas y rojeces, sino que además, tiene un efecto tensor de la piel, por el calentamiento que produce. El resultado es una piel más luminosa, unificada en el tono y sin manchas.

Son necesarias un mínimo de dos sesiones para conseguir el resultado deseado, y el proceso es indoloro, es decir, no se aplica ningún tipo de anestesia. La incorporación al trabajo es inmediata, ya que tan solo se aprecia inicialmente un oscurecimiento de las manchas que luego va desapareciendo hasta su totalidad.

Melasma: el tratamiento inicial no debe realizarse con láser, ni luz pulsada, ya que éste podría empeorar. Inciaremos el tratamiento con despigmentantes. Se realizan peelings químicos en la clínica con diferentes agentes despigmentantes, y posteriormente se continuar en domicilio con la aplicación por las noches de fórmulas magistrales personalizadas para cada paciente.

tratamiento-manchas-regalo-navidad-piel-cara-vale-regalo-mejor
tratamiento-manchas-regalo-navidad-piel-cara-vale-super

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *